El 3e reto de los FabLabs Solidarios, ¡vote!

¡Deshidratador para conservar y alimentarse!

Lisungi Fablab  -  República Democrática del Congo

El Deshidratador Solar es una solución útil para toda la población. Permite conservar productos agroalimentarios gracias a la creación de un granero-invernadero moderno que concentra los ratos solares en un lugar para seguir el proceso de secado. Esta solución difiere del método artesanal de secado que permite una evaporación constante de los alimentos y una protección contra la intemperie. Algunos de los jóvenes de este FabLab están desescolarizados por razones económicas o debido a las guerras de los últimos años.

Descubra el proyecto en vídeo

El proyecto en fotos

¡Deshidratador para conservar y alimentarse!
¡Deshidratador para conservar y alimentarse!
¡Deshidratador para conservar y alimentarse!

Otros proyectos a descubrir

Agricultor en la ciudad, ¡es posible! FabLab Solidaire MakerLab CRI   

Orgatec - la agricultura urbana es un dispositivo conectado que utiliza los recursos locales para producir comida en la ciudad. Las herramientas del FabLab han permitido realizar maceteros,...

Un pequeño robot para salvar el océano Tinkerer   

Tinker Bot es un pequeño robot limpiador de colillas para las playas. Permite recoger estos residuos de pequeño tamaño que se escapan a las recogidas, a los contenedores y que contaminan los...

¡Es urgente reciclar! Breakers FabLabs   

"Regeneración" proyecto” propone soluciones de reciclaje de numerosos residuos producidos en nuestra sociedad por los cambios tecnológicos y la obsolescencia programada. Se trata de utilizar los...

"El soldador boli... estilizado" FabLab Solidaire Egypt   

SPIN, es un soldador hecho por y para los makers: se sujeta como un boli y ¡una simple presión del dedo índice alimenta la soldadura! Varias ventajas: un mejor control sobre los componentes y un...

Manténganse informados,
inscríbanse a nuestra newsletter

El 3e reto de los FabLabs Solidarios, ¡vote!

En nuestros FabLabs Solidarios, formamos gratuitamente jóvenes que tienen dificultades en su vida. Aprenden la fabricación digital, el trabajo en equipo y quizás un futuro oficio. Nuestro internacional se dirige a ellos. Les permite desarrollar al FabLab un proyecto de A a Z y mostrar todo lo que pueden hacer hoy. Este año se trata de imaginar, gracias a lo digital, soluciones para el desarrollo sostenible en la vida cotidiana.

#Imake4MyCity