El 3e reto de los FabLabs Solidarios, ¡vote!

¡Deshidratador para conservar y alimentarse!

Lisungi Fablab  -  República Democrática del Congo

El Deshidratador Solar es una solución útil para toda la población. Permite conservar productos agroalimentarios gracias a la creación de un granero-invernadero moderno que concentra los ratos solares en un lugar para seguir el proceso de secado. Esta solución difiere del método artesanal de secado que permite una evaporación constante de los alimentos y una protección contra la intemperie. Algunos de los jóvenes de este FabLab están desescolarizados por razones económicas o debido a las guerras de los últimos años.

Descubra el proyecto en vídeo

El proyecto en fotos

¡Deshidratador para conservar y alimentarse!
¡Deshidratador para conservar y alimentarse!
¡Deshidratador para conservar y alimentarse!

Otros proyectos a descubrir

¡Reciclar uno mismo! Sí, pero ¿cómo? FabLab Solidaire powered by Orange   

Una aplicación para reciclar los embalajes, ¡sólo había que imaginarla! Con ella, el reciclaje se puede hacer en algunos clics en su pantalla de smartphone: se escanea el código de barra para...

Agricultor en la ciudad, ¡es posible! FabLab Solidaire MakerLab CRI   

Orgatec - la agricultura urbana es un dispositivo conectado que utiliza los recursos locales para producir comida en la ciudad. Las herramientas del FabLab han permitido realizar maceteros,...

"Reverdecer los techos en Túnez" El Fab Space   

¿Cómo reducir las emisiones de CO2 y favorecer la economía circular? Un biodigestor asociado a generadores, transforma los residuos orgánicos en biogas, que produce calor y electricidad y en...

Su planta tiene algo que decir… Lisungi Fablab   

Nuestro proyecto "smart polisa" es una caja inteligente que recuerda al hombre que su planta necesita que se le riegue enviándole mensajes. Se trata más ampliamente de sensibilizar a la...

Manténganse informados,
inscríbanse a nuestra newsletter

El 3e reto de los FabLabs Solidarios, ¡vote!

En nuestros FabLabs Solidarios, formamos gratuitamente jóvenes que tienen dificultades en su vida. Aprenden la fabricación digital, el trabajo en equipo y quizás un futuro oficio. Nuestro internacional se dirige a ellos. Les permite desarrollar al FabLab un proyecto de A a Z y mostrar todo lo que pueden hacer hoy. Este año se trata de imaginar, gracias a lo digital, soluciones para el desarrollo sostenible en la vida cotidiana.

#Imake4MyCity