4º desafío de FabLabs Solidarios

Música, danza y viceversa

Robisz.to  -  Polonia

3 jóvenes de 19 a 24 años desempleados desarrollaron esta idea junto con un músico para liberar la danza y la música: el equipo permite al movimiento crear música y a la música crear movimiento. Al moverse, se produce un sonido que crea una coreografía musical. También se puede agregar sonidos para enriquecer la secuencia musical y coreográfica, que está por lo tanto compuesta de música y danza. Se ha planificado una instalación en el centro de Varsovia para que los transeúntes puedan crear coreografías musicales (o música coreográfica), así como una aplicación para escuelas e personas.

Descubra el proyecto en vídeo

El proyecto en fotos

Música, danza y viceversa
Música, danza y viceversa
Música, danza y viceversa

Otros proyectos a descubrir

La ropa electrónica Ongola FabLab, Yaounde   

En la encrucijada de los sectores de la salud, la moda y la seguridad, estas prendas integran la electrónica para iluminar, medir la temperatura corporal y geolocalizar a quien las usa. Tres...

Autobús rediseñado Garagelab - Llindar, Cornellà de Llobregat   

Esta transformación de un autobús en un lugar de información y orientación que permite encontrar a los jóvenes de la aglomeración de Barcelona, involucra a un centenar de jóvenes de 15 a 21 años que...

Dibujo hombre / máquina La Coopérative Pointcarré, Saint-Denis   

FabLab Solidario "Cooperativa Poincarré" Saint-Denis (Francia) Artistas y jóvenes en servicio cívico abordaron los procesos de producción artística transformando un trazador de corte digital en una...

Luminarias de diseño Lacq Odyssée, Mourenx   

Varios jóvenes sin empleo ni formación realizaron estas obras originales. El FabLab les permitió pasar de la idea a la realización y después a la perspectiva de la comercialización: Mood board, diseño...

Manténganse informados,
inscríbanse a nuestra newsletter

El 3e reto de los FabLabs Solidarios, ¡vote!

Desde 2015, en los FabLabs Solidarios, formamos gratuitamente a jóvenes que encuentran dificultades en la vida. Aprenden la fabricación digital, a trabajar en equipo y acceden tal vez a un avenir digital. Nuestro desafío internacional está destinado a ellos. Permite desarrollar en el FabLab un proyecto desde el principio al fin y mostrar todo lo que son capaces de hacer. En este año, gracias a técnicas digitales, se trata de imaginar y realizar creaciones aplicadas a la moda, al diseño y a las artes.

#Imake4MyCity